ENFOQUE INTEGRAL
PARA SOLUCIONES INTERGENERACIONALES

Nuestro enfoque integral permite armonizar las expectativas de los miembros de la familia con los bienes familiares disponibles y ello, a saber, partiendo de un proceso gracias al cual se crea conjuntamente un gobierno familiar vinculante.


Las expectativas de la familia han de basarse en los valores tradicionales comunes a todos los miembros de la familia y también en las metas futuras. Para este cometido puede trabajarse en una pauta familiar que manifieste aquello que sea característico de la familia y cómo la familia misma desea ser percibida.


El patrimonio familiar abarca todos los aspectos y formas de los bienes familiares, desde las empresas familiares y las inversiones o participaciones pasando por los activos bancarios e inmuebles hasta las colecciones de arte y demás valores relativos al modo de vida particular.

 

El gobierno familiar es el nexo que mantiene unida a la familia. Se trata de un código definido conjuntamente y normas de conducta vinculantes para todos los miembros de la familia. Puede abarcar la redacción de una constitución familiar, la implementación de un consejo de familia y reuniones periódicas. Por lo demás, con vistas a un futuro seguro, se determina una amplia estrategia relativa a los bienes basada en contratos y acuerdos.